“Pero al pie del volcán, a lo largo de toda la orilla del agua, los chalets abandonados me parecieron ahora las lápidas y cruces de un gran cementerio, y el lago un solo sarcófago.”

Un hombre en busca de respuestas a viejas preguntas, a secretas preguntas, viaja a un Amatitlán moribundo en un intento por encontrarlas. Dos hermanos pequeños inventan un conjuro para protegerse del fantasma de un niño ahogado, alguien cercano a quien, sin embargo, jamás conocieron. Desde una fotografía, otro chico de otra época en un Nueva York nevado y lejano, insinúa un capítulo familiar del que nadie habla. Cada escena es parte de un duelo de familia que desemboca en otros duelos, menos rotundos, pero duelos al fin.

A lo largo de la novela “Duelo”, Eduardo Halfon extiende sobre la mesa un bien logrado tapiz de imágenes que se mueven entre tiempos y sitios y personajes. Irresistibles, evocadoras, capaces de abrir todas las compuertas de nuestro imaginario para que la historia entre hasta el fondo. Habla de vínculos fraternales y su compleja evolución, de la relación del hombre con la tierra, del exilio visto con ojos de niño, de muertes a destiempo, de secretos.

Tanta ternura aflora a vuelta de página, una y otra vez. La perspectiva infantil vuelve nuestra mirada atrás, a lugares familiares, a tiempos tan nuestros que, con emociones múltiples a flor de piel, calzamos los zapatos del narrador. Los del chico curioso, observador y  los del adulto necesitado de respuestas.

Con la prosa imperdible, precisa y deliciosamente cadenciosa que conocemos sus lectores asiduos, Halfon invita a que recorramos desde la Avenida la Reforma en la Guatemala nuestra, la Florida que su familia habitó al emigrar en los años 80, hasta Lodz, Polonia, donde se erige el fantasma de un gueto por siempre ligado a su historia familiar.

Párrafo a párrafo, rebosando detalles, surgen descripciones melancólicamente hermosas. La voz narradora revela su necesidad de saber y al mismo tiempo de evadir. El dolor en silencio, acaso ignorado, es un irrompible hilo conductor. Llega desde la Europa en tiempos de Holocausto, se extiende a una fotografía que muere de frío y flota sobre el lago de Amatitlán. Tanto hay de Guatemala en la historia que nos sentimos, de alguna extraña manera, parte de ella.

Duelo es una exploración esencial de identidad. Al mismo tiempo, es una historia que rinde homenaje a ese lazo profundo, mitológico, (parafraseando al autor) que solo pueden comprender dos hermanos.

El año pasado el Ministerio de Cultura y Deportes otorgó el premio Miguel Ángel Asturias de literatura a Eduardo Halfon por su prolífica creación literaria. Quienes escriben y quienes leemos lo celebramos con suma alegría. Duelo no llegaba aún a las librerías. Con esta novela, Halfon confirma que es hombre vital entre nuestras grandes plumas.

“En hebreo existe una palabra para describir a una madre cuyo hijo ha muerto. Tal vez porque ese dolor  es tan grande y tan específico que necesita su propia palabra. Sh´khol.”

DUELO

DUELO

EDUARDO HALFON

ISBN: 978-84-17007-19-5

Editorial: LIBROS DEL ASTEROIDE

Nº páginas: 0

Año de edición:

Comprar