Información general

Edades: de 11 a 14 años

5 sesiones de 1 hora y media

Horario: 08:30 a 10:00 horas

Inicia: 05 de febrero

(sábado 5, 12, 19, 26 febrero; 5 marzo)

Precio: Q550

Descripción: 

¿Acaso no son aburridas las mates a veces? ¿Acaso nos importa cuántas manzanas tiene Martina, o cuántos chicles puede comprar Pepito y cuántos quetzales le devolverá el cajero? ¿Acaso no es angustiante no saber en dónde poner el punto decimal?

Ya tendrá sus respuestas a estas preguntas. En todo caso, este taller tiene por objetivo cambiarle la imagen que le ha hecho de las mates en el colegio. ¡Las mates son mucho más que problemas, ejercicios, sumas y restas!

Acompáñeme a redescubrir las mates en 5 sesiones que pasarán volando. Prometo no dejar tareas, ni agobiarle con problemas sin sentido. Aquí no se trata de pelear con los números, al contrario: ¡se trata de jugar con ellos!

En el taller haremos deportes numéricos, laberintos, conoceremos historias de jóvenes despeinados en saco y de viejos barbudos en toga, nos burlaremos de los signos + y – (y de los profes que nos los muestran), haremos un poco de matemáticas imaginarias, de matemáticas iRrAciOnaLEs, nos haremos amigos del diablo de los números, y compartiremos buenos momentos entre matemáticos y matemáticas principiantes.

Mathias Hunziker

Tengo 16 años y estudio en el Julio Verne, actualmente en mi último año de bachillerato francés. Desde la primaria me han encantado las matemáticas. Pienso enfocar mis estudios universitarios en ellas. Desde los 10 años he participado en concursos de “cálculo mental”(concursos de agilidad matemática), llevándome el primer lugar de la competencia en 2 ocasiones.

Comenzando la pandemia, en el verano de 2020, decidí comenzar a impartir tutorías virtuales de matemáticas a alumnos de mi colegio, y llevo haciéndolo desde entonces.

Me gusta mucho poder cambiarle la perspectiva de la materia a mis alumn@s, sabiendo que esta puede fácilmente ser detestada si no se entiende o se impone. Trato de transmitir un poco del cariño y admiración que le tengo al vasto océano que son las mates, para que otros puedan remar tranquilamente en él sin ahogarse, y disfrutar del camino con ilusión.

Aun así, mi vida no son solo números, claro está… Juego básquetbol con mi equipo “Jaguares”, y soy muy fanático del rap. Antes de la pandemia también era participante en competencias de freestyle: batallas de rap improvisado cuyo objetivo es vencer a tu rival con palabras y rimas.