UNA CORTE DE ROSAS Y ESPINAS
ebook

UNA CORTE DE ROSAS Y ESPINAS

Editorial:
DESTINO INFANTIL & JUVENIL
Materia
Infantil sin clasificar
ISBN:
978-84-08-15698-7
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si
Colección:
CROSSBOOKS

Feyre está desesperada, su vida y la de su familia dependen de ella. Enfrentada al hambre más absoluto, no dudará en ir al bosque prohibido y matar si es necesario. Pero su osadía la convierte en prisionera del misterioso Tamlin, quien a pesar de su aparente frialdad la hará descubrir una ardiente pasión que marcará su destino. Lejos de su familia y su mundo, Feyre tendrá que tomar una decisión capital para salvar todo lo que ama.

Otros libros del autor

  • UNA CORTE DE NIEBLA Y FURIA
    ebook
    Titulo del libro
    UNA CORTE DE NIEBLA Y FURIA
    SARAH J. MAAS
    Feyre está destrozada. Y aunque tiene a Tamlin por fin a su lado sano y a salvo, no sabe cómo podrá dejar atrás los ...

    Q. 68

  • REINA DE SOMBRAS (TRONO DE CRISTAL 4)
    ebook
    Titulo del libro
    REINA DE SOMBRAS (TRONO DE CRISTAL 4)
    SARAH J. MAAS
    La serie bestseller de The New York Times, Trono de Cristal, alcanza nuevas alturas en este cuarto volumen. Continú...

    Q. 113

  • UNA CORTE DE ROSAS Y ESPINAS
    ebook
    Titulo del libro
    UNA CORTE DE ROSAS Y ESPINAS
    SARAH J. MAAS
    Lentamente, como dándome tiempo para alejarme, rozó sus labios contra mi mejilla. Tierno, cálido y desoladoramente g...

    Q. 66

  • UNA CORTE DE ROSAS Y ESPINAS
    ebook
    Titulo del libro
    UNA CORTE DE ROSAS Y ESPINAS
    SARAH J. MAAS
    Lentamente, como dándome tiempo para alejarme, rozó sus labios contra mi mejilla. Tierno, cálido y desoladoramente g...

    Q. 122

  • UNA CORTE DE NIEBLA Y FURIA
    ebook
    Titulo del libro
    UNA CORTE DE NIEBLA Y FURIA
    SARAH J. MAAS
    FEYRE ES INMORTAL.DEBERÁ REPRIMIR SU CORAZÓN PARA SALVAR UN MUNDO PARTIDO EN DOS.Tras rescatar a su amado Tamlin de ...

    Q. 122