UNA ARISTÓCRATA EN EL DESIERTO
ebook

UNA ARISTÓCRATA EN EL DESIERTO

Editorial:
HARPERCOLLINS IBÉRICA S.A.
Materia
Novela
ISBN:
978-84-687-7257-8
Páginas:
160
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.
DRM
Si
Colección:
BIANCA | BIANCA

Se dio cuenta de que se había convertido en parte inseparable del rey guerrero.

Salvaje e indomable, Tarek al-Khalij no se había propuesto nunca ser el sultán de Tahar. Se sentía más cómodo con una espada que con una corona. Para curar las heridas que le había infligido su propio hermano, necesitaba recurrir a su arma más preciosa? ¡una prometida de la realeza!

Elegante y aristocrática, la reina Olivia tenía el objetivo de educar a Tarek en el arte de la política. A cambio, él sacó a la luz una pasión desbocada de la que ella no había creído ser capaz.

Otros libros del autor

  • SEDUCIDA POR EL ITALIANO
    ebook
    Titulo del libro
    SEDUCIDA POR EL ITALIANO
    MAISEY YATES
    Serás mi esposa. Esther Abbott se había marchado de casa y estaba recorriendo Europa con una mochila a cuestas cuand...

    Q. 23

  • LA AMANTE SEDUCIDA POR EL PRÍNCIPE
    ebook
    Titulo del libro
    LA AMANTE SEDUCIDA POR EL PRÍNCIPE
    MAISEY YATES
    El arrogante príncipe tendría que usar todos los trucos a su disposición para seducirla, someterla y convertirla en ...

    Q. 23

  • CASADA COM UM PRÍNCIPE
    ebook
    Titulo del libro
    CASADA COM UM PRÍNCIPE
    MAISEY YATES
    Estava prestes a descobrir que um casamento real é uma ordem.Alison ia ter um filho do príncipe? um engano na clínic...

    Q. 20

  • DIFÍCIL OLVIDO
    ebook
    Titulo del libro
    DIFÍCIL OLVIDO
    MAISEY YATES
    ¿Iba a perder él algo más que su memoria?El millonario griego Leon Carides lo tenía todo: salud, poder, fama, inclus...

    Q. 23

  • UMA ARISTOCRATA NO DESERTO
    ebook
    Titulo del libro
    UMA ARISTOCRATA NO DESERTO
    MAISEY YATES
    Apercebeu-se de que se tinha tornado inseparável do rei guerreiro.Selvagem e indomável, Tarek Al-Khalij não desejava...

    Q. 20