NO PUEDO DEJARTE IR
ebook

NO PUEDO DEJARTE IR

Editorial:
HARPERCOLLINS IBÉRICA S.A.
Materia
Novela
ISBN:
978-84-687-3522-1
Páginas:
158
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.
DRM
Si
Colección:
DESEO | DESEO

¿Iba a dejar escapar al hombre de sus sueños?La carrera de la productora de cine Thalia Thorne estaba en la cuerda floja. Había prometido convencer a James Robert Bradley para que volviera a ponerse bajo los focos, costara lo que costara. Pero, una vez en Montana, se encontró con que J. R. llevaba una nueva vida como cowboy y le resultó imposible resistirse al hombre en que se había convertido.Entonces quedaron atrapados por una tormenta de nieve. Cuando la nieve se derritiera, ella iba a tener que elegir entre volver a la gran ciudad o sacrificarlo todo por el hombre que siempre había deseado.

Otros libros del autor

  • PASIÓN ESCONDIDA
    ebook
    Titulo del libro
    PASIÓN ESCONDIDA
    SARAH M. ANDERSON
    Lo que el jefe deseaba? Como primogénito, Chadwick Beaumont no solo había sacrificado todo por la compañía familiar,...

    Q. 23

  • UN CAMBIO DE PLANES
    ebook
    Titulo del libro
    UN CAMBIO DE PLANES
    SARAH M. ANDERSON
    Cuando terminase el mes... ¿sería capaz de alejarse de ellos, sin más?Ocuparse de su sobrina huérfana era algo para ...

    Q. 23

  • UNA NOCHE PARA AMAR
    ebook
    Titulo del libro
    UNA NOCHE PARA AMAR
    SARAH M. ANDERSON
    Sus besos le despertaban un deseo largamente dormido.Jenny Wawasuck sabía que el legendario motero Billy Bolton no e...

    Q. 25

  • OS DESEJOS DE CHANCE
    ebook
    Titulo del libro
    OS DESEJOS DE CHANCE
    SARAH M. ANDERSON
    Conseguiria Gabriella tudo aquilo com que sempre tinha sonhado?Chance McDaniel passara um mau bocado desde que o seu...

    Q. 21

  • CORAZONES DIVIDIDOS
    ebook
    Titulo del libro
    CORAZONES DIVIDIDOS
    SARAH M. ANDERSON
    La perseguiría hasta conseguirlaBen Bolton tenía bastante con llevar las riendas de su negocio. Sin embargo, cuando ...

    Q. 25