BAJO EL CALOR DE LA PASIÓN
ebook

BAJO EL CALOR DE LA PASIÓN

Editorial:
HARPERCOLLINS IBÉRICA S.A.
Materia
Novela
ISBN:
978-84-687-3907-6
Páginas:
190
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.
DRM
Si
Colección:
MINISERIE BIANCA | MINISERIE BIANCA

Su poder y su pasión la avasallarán. El ambicioso ejecutivo Luke Bryant necesitaba una estrella famosa que le ayudara a lanzar su tienda de lujo, pues del éxito de eso dependía todo. Lo que no necesitaba era a Aurelie Schmidt, la no ya tan famosa estrella del pop y habitual de la prensa amarilla.El primer concierto de la vuelta de Aurelie, de la mano del hombre más sexy que había conocido en su vida, no salió exactamente como estaba planeado. Pero Aurelie era más dura de lo que parecía y no iba a permitir que ningún hombre, por atractivo que fuera, entrara en su corazón, aunque se metiera entre sus sábanas?

Otros libros del autor

  • AMOR HEREDADO
    ebook
    Titulo del libro
    AMOR HEREDADO
    KATE HEWITT
    La prometida huida había regresado.Habían pasado siete años desde que Sierra Rocci dejara plantado a Marco Ferranti ...

    Q. 23

  • LA INOCENCIA PERDIDA
    ebook
    Titulo del libro
    LA INOCENCIA PERDIDA
    KATE HEWITT
    Un heredero para su enemigo...Diez años atrás la ingenua Iolanthe Petrakis fue seducida por el magnate griego Alekos...

    Q. 23

  • TRISTE AMANECER
    ebook
    Titulo del libro
    TRISTE AMANECER
    KATE HEWITT
    ¿Qué haría cuando descubriese que ella tenía un secreto que tal vez no pudiese perdonarle jamás?Una deliciosa noche ...

    Q. 24

  • FALSA PROMETIDA
    ebook
    Titulo del libro
    FALSA PROMETIDA
    KATE HEWITT
    Necesitaba una esposa para el fin de semana.Hannah Stewart se quedó muy sorprendida cuando Luca Moretti le pidió ine...

    Q. 24

  • LA REBELDÍA DE UNA INOCENTE
    ebook
    Titulo del libro
    LA REBELDÍA DE UNA INOCENTE
    KATE HEWITT
    Olivia Harrington estaba a punto de conseguir su gran oportunidad en el mundo del cine y no quería que nada ni nadie...

    Q. 25