TRADING EN LA ZONA

TRADING EN LA ZONA

Editorial:
VALOR EDITIONS
Año de edición:
Materia
Negocios y Administración
ISBN:
978-84-936226-6-4
Páginas:
208
Encuadernación:
Otros
Disponibilidad:
Entrega 3-6 semanas. Precio puede variar

Quizá usted tenga un buen conocimiento de los mercados. Puede que incluso conozca a sus principales actores, sepa cuándo comprar, cuándo vender y qué acciones tienen un mejor potencial.

Pero ¿hasta que punto se conoce usted a sí mismo?

Hasta los traders más astutos, motivados y válidos pueden ver entorpecida su actividad por un tipo de pensamiento contraproducente que conduce a tomar malas decisiones y a cometer errores. En esos casos, sufren de incapacidad para permanecer concentrados con objetividad o carecen de la necesaria confianza para ejecutar sus operaciones correctamente. O tienen arraigadas profundas contradicciones y errores conceptuales sobre el trading o la naturaleza de las reglas del mercado en la elección de valores.

Como resultado de ello, un porcentaje extremadamente alto de traders pierde todo o gran parte de su dinero durante el primer año de su actividad de trading.

Mark Douglas, presidente de Trading Behavior Dynamics y prestigiosa figura de la enseñanza en el campo del trading en algunas de las más importantes sociedades de Wall Street, ha dedicado los últimos veinte años a ayudar a los traders a desarrollar confianza, disciplina y a adoptar una actitud ganadora que les pueda permitir dominar el mercado.

Para Douglas, maximizar una actitud mental adecuada es clave para conseguir buenos resultados y resulta ser mucho más importante que los análisis de mercados o los diversos ?sistemas? que se ponen de moda periódicamente. Enseña a los traders a pensar en términos de probabilidades y a tener las convicciones fundamentales necesarias para adquirir una ?mentalidad ganadora?. Los traders ?en la zona?, es decir, aquellos con este tipo de mentalidad, no precisan saber ?y no les importa- que ocurrirá en los mercados acto seguido ya que ellos saben lo que van a hacer a continuación. Y eso es lo que hace la diferencia.