LA CASA DE LA CONDESA Y OTROS CUENTOS

LA CASA DE LA CONDESA Y OTROS CUENTOS

Editorial:
SERVIPRENSA
Materia
Novela
ISBN:
978-9929-618-75-6
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata

El tiempo pasa pero muchos aspectos de la condición humana no cambian. Los sentimientos amorosos, por ejemplo, con sus extremos buenos y malos, siempre han estado ahí, desde el origen del mundo ezclándose entre sí, alterando el diario vivir de cualquier ser humano. Alguien dijo que una novela es una manera poética de retratar la realidad y es eso lo que me
propongo con estas historias cortas. LA CASA DE LA CONDESA Y OTROS

CUENTOS, se compone de ocho cuentos, los cuales se desarrollan desde los tiempos de la colonia (siglo XVII) hasta los primeros años del siglo XXI.

Es un humilde intento de hacer honor a las grandes historias, esas que entrelazan ingredientes por doquier de la misma forma que un sastre crea un traje a la medida de una persona, a la perfección, y nos traslada a otros barrios, a otros hogares, disfrazados de lujos y dinero, pero con las mismas carencias, locuras y perversiones que cualquier otro barrio marginal: lo que
al final se convierte en las mismos pecados pero con otro nombre. Algunos de los cuentos se desarrollan en la ciudad de Antigua Guatemala, ciudad antañona, cuatricentenaria, la que hasta el día de hoy guarda misticismo, encanto y embrujo. Otros se desarrollan en la Ciudad Capital allá por los años de mil novecientos setenta –ochenta, queriendo hacer partícipe al
lector del clima que se vivía en aquellos tiempos, cuando la ciudad no era más que un pueblón pero que se preparaba para convertirse en la ciudad más importante de Centro América. En estos ocho relatos trato de plasmar cada una de las situaciones que se les presentan a mis protagonistas, esforzándome en crear todo un panorama, para que el lector se sitúe en el
tiempo y en el espacio, que sufra, goce y lo mejor: que se sienta satisfecho con las moralejas que dejan cada una de las historias.

Son textos cortos, fáciles de leer y escritos pensando en un público variado, dispuesto a abandonar por un momento la realidad y transportarse a un mundo que parece más real y cercano de lo que imaginamos.

Alguien dijo una vez que hacer el retrato de una sociedad es el trabajo de una vida y que ninguna foto es suficiente, porque las personas cambian siempre.
Sin embargo, los sentimientos más puros como el amor y el odio, o las más bajas pasiones siempre existirán, ya sea encarnados en el rostro más angelical o en el más perverso.

Y eso lo refleja con maestría este compendio de historias cortas, donde el autor con un lenguaje coloquial y ameno nos lleva de la mano a lo más sublime como el amor de una madre a lo más terrorífico y espeluznante de la locura humana y del más allá.