EL PROCESO PENAL

EL PROCESO PENAL. EL CONTROL DE LA ACUSACIÓN EN EL DERECHO PROCESAL PENAL GUATEMALTECO

Editorial:
SERVIPRENSA
Materia
Derecho
ISBN:
978-9929-618-46-6
Disponibilidad:
Disponibilidad y precio a confirmar

En un Estado Constitucional de Derecho, la acusación debe tener controles y límites, dado a que, como acto jurídico procesal, es la obra maestra del Fiscal del Ministerio Publico, el instrumento del que se vale el Estado para el ejercicio del ius puniendi; un acto concreto en que se traduce la función de persecución penal, pero siempre con respeto al principio de legalidad. Por ello, la acusación conlleva un acto de alta calidad técnica y jurídica en su elaboración, capaz de garantizar sus resultados positivos; “una sentencia condenatoria”, la separación de una persona de la sociedad, por haber violentado el ordenamiento jurídico penal y constituir una amenaza contra los bienes jurídicos más elementales; por supuesto, bajo la observancia y pleno respeto de los derechos y garantías procesales, tanto del acusado y la víctima-agraviada. Por ende, legalidad y acusación, son institutos jurídicos procesales que se relacionan mutuamente. El principio de legalidad es una garantía constitucional que tiende a frenar el ius puniendi del Estado, tanto de la función de investiga - ción, persecución y acusación penal. El fundamento del control de la acusación se justifica en la medida en que el Estado de derecho no puede permitir la realización de un juicio público sin comprobar preliminarmente, si existe cierta probabilidad de que la imputación tenga suficiente mérito como para, eventualmente, provocar una condena. Es decir, no puede juzgar a una persona durante un debate, si no existen suficientes fundamentos probatorios para presumir que el acusado ha cometido los hechos y participado en la ejecución del delito.

Otros libros del autor