WHY NOT?
ebook

WHY NOT?. POLÍTICA INDUSTRIAL PARA EL AUDIOVISUAL CHILENO

Editorial:
EBOOKS PATAGONIA
ISBN:
978-956-8992-69-9
Páginas:
108
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si

WHY NOT? Sinopsis de una política pública para el cine chileno propone

constituirse como insumo fundamental para la elaboración de varios proyectos-

ley hoy en el Congreso Nacional, así como orientación para la política pública

audiovisual de gobierno.


Incentivado por CORFO desde 1999, el sector cinematográfico chileno se

empresarizó, incorporando objetivos tales como generar empleo y riqueza a su

quéhacer. Desde entonces, cada vez se hacen más películas chilenas y éstas

cada vez son más costosas, producto de una mayor ambición productiva como

también de los nuevos costos laborales.


El fomento a la producción de televisión desde 1993, y el fomento a la

producción de cine desde el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes

dinamizó el audiovisual chileno a partir de 2004, al crecer el stock de

producto y la capacidad técnica de la fuerza de trabajo con la realización de

numerosas películas y contenidos televisivos; desde 2009, y gracias a la

gestión de Prochile junto a la agencia Cinemachile el talento artístico de

Chile recibe hoy reconocimiento a nivel internacional, estimulando la

exportación.



En este escenario resulta urgente asegurar el flujo de capital para que el

engranaje no se desmonte. La relojería de la naciente industria audiovisual

chilena requiere una visión sinóptica que asegure nuevos ingresos de capital y

mayor demanda del producto a nivel doméstico, a la par del incremento en las

exportaciones. De otro modo, la multiplicación y la hipertrofia que presentan

los contenidos audiovisuales chilenos arriesgarán el eventual cierre de PYMEs

que sostienen el tejido de nuestra industria local y con ello la pérdida de la

inversión hecha por el Estado en cine y televisión. Se cometerá, pues, el

mismo error de 1949 y 1973, cuando los dos grandes proyectos de industria de

cine nacional llegaron a su fin sin mediar, por un lado, una evaluación de lo

hasta ahí invertido y, por otro, la necesidad de complementar dicha inversión

con nuevas y originales políticas públicas. Por qué no hacer el esfuerzo de

ponernos de acuerdo y consolidarnos esta vez?