UNA DESCONOCIDA EN MI CAMA
ebook

UNA DESCONOCIDA EN MI CAMA

Editorial:
HARPERCOLLINS IBÉRICA S.A.
Materia
Novela
ISBN:
978-84-687-7686-6
Páginas:
160
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.
DRM
Si
Colección:
DESEO | DESEO

¿De verdad era un buen acuerdo compartir cama?

Al volver a casa tras una misión de salvamento y un largo vuelo en avión, en lo único en lo que podía pensar James Wolfe era en dormir, y al encontrarse a una hermosa desconocida dormida entre sus sábanas se enfureció.

A Caitlin Moore, una celebridad caída en desgracia, un amigo le había ofrecido un sitio donde quedarse, y no iba a renunciar a él tan fácilmente. De mala gana llegó a un acuerdo con James, pero con las chispas que saltaban entre ellos, que podrían provocar un apagón en todo Manhattan, iba a resultar casi imposible que permanecieran cada uno en su lado de la cama.

Otros libros del autor

  • UNA VEZ NO ES SUFICIENTE
    ebook
    Titulo del libro
    UNA VEZ NO ES SUFICIENTE
    NATALIE ANDERSON
    Un hombre tan atractivo debería estar prohibido.¿Podían atraerse dos seres opuestos? Aunque había conseguido con esf...

    Q. 25

  • A CAMA ERRADA
    ebook
    Titulo del libro
    A CAMA ERRADA
    NATALIE ANDERSON
    Acordou ao lado do homem errado!Ellie Summers tinha entrado furtivamente no quarto de um colega de trabalho para sed...

    Q. 21

  • EL COLOR DE TUS OJOS
    ebook
    Titulo del libro
    EL COLOR DE TUS OJOS
    NATALIE ANDERSON
    Medalla de oro en la nieve y en la cama.Tener una aventura con el guapísimo campeón de snowboard Jack Greene no enca...

    Q. 25

  • AMANTE HABITUAL
    ebook
    Titulo del libro
    AMANTE HABITUAL
    NATALIE ANDERSON
    Él la estaba tentando para que fuera perversa.Tras una tórrida aventura que le había partido el corazón, Lena había ...

    Q. 25

  • A PRIMEIRA VEZ
    ebook
    Titulo del libro
    A PRIMEIRA VEZ
    NATALIE ANDERSON
    Experiência precisa-se!Roxie vira-se obrigada a crescer muito depressa, daí que tivesse perdido muitas primeiras vez...

    Q. 21