SEDUCIDA POR UN HIGHLANDER
ebook

SEDUCIDA POR UN HIGHLANDER

Editorial:
HARPERCOLLINS IBÉRICA S.A.
Materia
Novela
ISBN:
978-84-687-4582-4
Páginas:
320
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.
DRM
Si
Colección:
HARLEQUIN INTERNACIONAL | HARLEQUIN INTERNACIONAL

Perseguía lo prohibido?

El imponente guerrero Aidan MacLerie tal vez fuera valiente y leal a su familia y a su clan, pero su corazón estaba inquieto. Hasta que conoció a la deslumbrante Catriona MacKenzie. Ella era una mujer casada, así que nunca podría poseerla realmente. Sin embargo, buscó su rendición? beso a beso?

Cuando el marido al que ella no amaba murió en el campo de batalla, Cat se quedó sin nada y con la reputación destrozada. Aidan era el único hombre con poder para protegerla. Lo único que Cat tenía que hacer era ceder a los deseos de aquel poderoso guerrero.

Otros libros del autor

  • HUYENDO DEL DESTINO
    ebook
    Titulo del libro
    HUYENDO DEL DESTINO
    TERRI BRISBIN
    Un pacto... una novia... ¡un secreto que nunca podría desvelarse!Cuando Eva MacKay se enteró de que su padre iba a c...

    Q. 33

  • REFEM DA PAIXãO
    ebook
    Titulo del libro
    REFEM DA PAIXãO
    TERRI BRISBIN
    Sequestrada nas Terras Altas...Às vésperas de seu casamento, o pavor toma conta de Arabella Cameron. Apesar de ser u...

    Q. 33

  • SECUESTRO EN LAS HIGHLANDS
    ebook
    Titulo del libro
    SECUESTRO EN LAS HIGHLANDS
    TERRI BRISBIN
    Ella acabó a merced del único hombre capaz de hacer que se sintiera ella mismaArabella Cameron estaba aterrada la ma...

    Q. 8

  • LA ESPOSA DE DUMONT
    ebook
    Titulo del libro
    LA ESPOSA DE DUMONT
    TERRI BRISBIN
    Los Dumont.1º de la saga.Saga completa 3 títulos.Quizá aquel mandato real por el que se tenía que casar compensaría ...

    Q. 33

  • LA NOVIA DEL NORMANDO
    ebook
    Titulo del libro
    LA NOVIA DEL NORMANDO
    TERRI BRISBIN
    Los Dumont.2º de la saga.Saga completa 3 títulos.William Royce no podía aplacar el deseo que sentía cada vez que mir...

    Q. 33