OMNIA
ebook

OMNIA. TODO LO QUE PUEDAS SOÑAR

Editorial:
MONTENA
Materia
Novela
ISBN:
978-84-9043-649-3
Páginas:
288
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si
Colección:
NARRATIVA JUVENIL

Solo tienes que imaginar... Porque cualquier cosa que imagines, existe en Omnia.

Todo el mundo sabe que en Omnia, la gran tienda virtual, puedes comprar cualquier cosa. En su catálogo encontrarás todo lo que puedas imaginar, e incluso objetos que ni siquiera sabías que existían. Por eso, cuando Nico tira a la basura por accidente el peluche favorito de su hermana pequeña, no duda en buscar en su web uno igual para reemplazarlo. Pero un error informático inesperado lo conducirá hasta el mismo corazón de Omnia, un inmenso y extraordinario almacén en el que la búsqueda del peluche será solo el comienzo de una emocionante aventura.

Otros libros del autor

  • ÒMNIA
    ebook
    Titulo del libro
    ÒMNIA
    LAURA GALLEGO
    Només has d'imaginar... perquè a Òmnia tot allò que imaginis existeix. Tothom sap que a Òmnia, la gran botiga virtua...

    Q. 90

  • ALAS DE FUEGO
    ebook
    Titulo del libro
    ALAS DE FUEGO
    LAURA GALLEGO
    La reina Marla, de sólo diecisiete años, es la soberana de una nación resplandeciente. Ahriel, un ángel femenino, es...

    Q. 90

  • ALAS NEGRAS
    ebook
    Titulo del libro
    ALAS NEGRAS
    LAURA GALLEGO
    La reina Marla, de sólo diecisiete años, es la soberana de una nación resplandeciente. Ahriel, un ángel femenino, es...

    Q. 90

  • TODAS LAS HADAS DEL REINO
    ebook
    Titulo del libro
    TODAS LAS HADAS DEL REINO
    LAURA GALLEGO
    La nueva novela de Laura Gallego: érase una vez una historia de aventuras, magia e intriga que nadie podía dejar de...

    Q. 90

  • TOTES LES FADES DEL REGNE
    ebook
    Titulo del libro
    TOTES LES FADES DEL REGNE
    LAURA GALLEGO
    La nova novel·la de Laura Gallego: vet aquí una història d'aventures, màgia i intriga que ningú no podia parar de l...

    Q. 109