NOCHE DE VORACES SOMBRAS (EBOOK-EPUB)
ebook

NOCHE DE VORACES SOMBRAS (EBOOK-EPUB)

Editorial:
EDICIONES SM
Materia
Infantil sin clasificar
ISBN:
978-84-675-5275-1
Páginas:
128
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si
Colección:
GRAN ANGULAR

Sara pasa las vacaciones en la casa de su familia en Viveiro, Galicia. Allí ocupa una habitación donde siente una presencia sobrenatural. En esa misma habitación descubre los libros que pertenecieron a a su tío Moncho, y unas cartas que son pruebas de una historia de amor que pasó hace mucho tiempo, al igual que los acontecimientos que vivieron sus protagonistas. Sara va a leer en esas cartas las experiencias y el sufrimiento de sus protagonistas durante la Guerra Civil.

Otros libros del autor

  • ELURTE AMAIEZINA
    ebook
    Titulo del libro
    ELURTE AMAIEZINA
    AGUSTIN FERNANDEZ PAZ
    Bost laguneko talde bat mendian galdutako ostatu batera doa, hango bakardadean beldurrezko telesail baten gidoiak id...

    Q. 107

  • LAS FRONTERAS DEL MIEDO
    ebook
    Titulo del libro
    LAS FRONTERAS DEL MIEDO
    AGUSTÍN FERNÁNDEZ PAZ
    Las historias de terror tienen el efecto de sacudir en los seres humanos los miedos atávicos que la civilización tra...

    Q. 68

  • DESDE UNA ESTRELLA DISTANTE
    ebook
    Titulo del libro
    DESDE UNA ESTRELLA DISTANTE
    AGUSTÍN FERNÁNDEZ PAZ
    Daniela, una niña de nueve años, pasa unos días en casa de su abuela en Mondoñedo, mientras sus padres terminan la m...

    Q. 59

  • LAS FLORES RADIACTIVAS
    ebook
    Titulo del libro
    LAS FLORES RADIACTIVAS
    AGUSTÍN FERNÁNDEZ PAZ
    En la fosa atlántica, donde los países europeos echaron vertidos radiactivos hasta 1982, dos pesqueros descubren una...

    Q. 59

  • LAS HADAS VERDES (EBOOK-EPUB)
    ebook
    Titulo del libro
    LAS HADAS VERDES (EBOOK-EPUB)
    AGUSTÍN FERNÁNDEZ PAZ
    Diana, una niña, observa desde su ventana el terrible incendio que arrasa el monte del Castro. A la mañana siguiente...

    Q. 51