NO ME OLVIDES
ebook

NO ME OLVIDES

Editorial:
HARPERCOLLINS IBÉRICA S.A.
Materia
Novela
ISBN:
978-84-687-5820-6
Páginas:
352
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.
DRM
Si
Colección:
HARLEQUIN INTERNACIONAL | HARLEQUIN INTERNACIONAL

Mientras la guerra estallaba en Europa, tres parejas encontrarían un amor lo suficientemente poderoso como para triunfar contra todas las probabilidades?

UN BESO DE ADIÓS 1914

Ante la amenaza de la guerra, la aristocrática Flora anhelaba ser algo más que una observadora. En el soldado Geraint encontró un espíritu gemelo y revolucionario , pero? ¿moriría su frágil amor antes de que pudiera empezar a florecer?

QUERIDÍSIMA SYLVIE 1916

El capitán Robbie no podía olvidar la salvaje noche que pasó en París con la preciosa camarera Sylvie. Pero, mientras ardía Europa, ¿volverían a reunirse los dos desventurados amantes?

CONMIGO PARA SIEMPRE 1918

¡La enfermera Sheila descubrió horrorizada que su nuevo jefe era el cirujano francés que se despertó a su lado el Día del Armisticio! Luchar por su amor se convertiría en la hazaña más valiente que tuvo que hacer jamás?

Otros libros del autor

  • ACORDO SELADO
    ebook
    Titulo del libro
    ACORDO SELADO
    MARGUERITE KAYE
    Uma proposta tão escandalosa, que só um homem de reputação duvidosa aceitaria!A honrada Clarissa Warrington se deses...

    Q. 16

  • RETRATO DE UN AMOR
    ebook
    Titulo del libro
    RETRATO DE UN AMOR
    MARGUERITE KAYE
    En la intimidad del estudio se iba a desatar la pasión...Lady Cressida Armstrong siempre había sido la más inteligen...

    Q. 33

  • CORAZÓN DE HIELO
    ebook
    Titulo del libro
    CORAZÓN DE HIELO
    MARGUERITE KAYE
    Era un hombre incapaz de amar...Al despertar en una cama desconocida, Henrietta Markham se encontró ante el hombre m...

    Q. 33

  • LA INSTITUTRIZ Y EL JEQUE
    ebook
    Titulo del libro
    LA INSTITUTRIZ Y EL JEQUE
    MARGUERITE KAYE
    Una rosa inglesa puede florecer en el desiertoEl jeque y príncipe Jamil al-Nazarri gobernaba su reino sin esfuerzo? ...

    Q. 16