JUEGOS DE LA EDAD TARDÍA
ebook

JUEGOS DE LA EDAD TARDÍA

Editorial:
TUSQUETS EDITORES S.A.
Materia
Novela
ISBN:
978-84-8383-633-0
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si
Colección:
ANDANZAS | VOLUMEN INDEPENDIENTE

Gregorio Olías es un oficinista gris que ya ha enterrado todos sus anhelos de una intensa vida amorosa e intelectual cuando, un día, conoce por teléfono a Gil, hombre modesto, maduro también, que, lentamente, consigue resucitar en Gregorio sus sueños juveniles. Y, en un fascinante ejercicio quijotesco, tiene lugar la metamorfosis de Gregorio en Faroni, personaje triunfador, culto, apuesto y audaz en el amor. Hasta que llega el fatídico momento en que visitan la ciudad el Caudillo y el propio Gil: Gregorio ya no puede volverse atrás, ha emprendido un juego demasiado peligroso.

Otros libros del autor

  • EL BALCÓN EN INVIERNO
    ebook
    Titulo del libro
    EL BALCÓN EN INVIERNO
    LUIS LANDERO DURAN
    Asomado al balcón, debatiéndose entre la vida que bulle en la calle y la novela que ha empezado a escribir pero que ...

    Q. 72

  • CABALLEROS DE FORTUNA
    ebook
    Titulo del libro
    CABALLEROS DE FORTUNA
    LUIS LANDERO DURAN
    Una voz anónima, surgida de uno de esos grupos que asisten ociosos al espectáculo de las vidas ajenas, reconstruye u...

    Q. 66

  • EL MÁGICO APRENDIZ
    ebook
    Titulo del libro
    EL MÁGICO APRENDIZ
    LUIS LANDERO DURAN
    El mágico aprendiz cuenta la historia de Matías Moro, un hombre que lleva una vida sosegada y feliz y al que un suce...

    Q. 66

  • EL GUITARRISTA
    ebook
    Titulo del libro
    EL GUITARRISTA
    LUIS LANDERO DURAN
    Emilio, un adolescente obligado a trabajar por las mañanas como aprendiz de mecánico en un lóbrego taller y a estudi...

    Q. 72

  • HOY, JÚPITER
    ebook
    Titulo del libro
    HOY, JÚPITER
    LUIS LANDERO DURAN
    Las vidas de Dámaso Méndez y Tomás Montejo corren paralelas, en principio sin otro parentesco que un fluir subterrán...

    Q. 72