EL HOMBRE DEL CAMIÓN
ebook

EL HOMBRE DEL CAMIÓN. HUGO MOYANO. LA HISTORIA SECRETA DEL SINDICALISTA MÁS PODEROSO DE LA ARGENTINA

Editorial:
SUDAMERICANA
Materia
Biografías y memorias
ISBN:
978-950-07-3822-4
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si
Colección:
INV.PERIODIS.

El padre camionero que lo incursiona en el rubro y lo forma como
peronista. La madre, evangelista y admiradora de Evita Perón. Sus
mujeres y los amores que lo marcaron. Moyano es evangelista -tuvo mucha
participación en ese clero-, aunque también va a la misa católica. Se
entrenó como boxeador, fanático del tango. Tuvo una causa por tenencia
de cocaína en el sindicato, por lo cual estuvo preso pero fue
sobreseído. En los 70, perteneció a los grupos del peronismo de derecha,
e incluso otros dirigentes gremiales de Mar del Plata lo acusan en on de
haber estado ligado a la Triple A y ser patota contra sindicatos de
izquierda. Luego fue diputado provincial en la década de 1980, su
primera y única incursión en la política partidaria. La relación con la
barra de Independiente. Vandor, Rucci y Lorenzo Miguel, como sus
mentores. Su primera esposa, madre de Huguito, Pablo, Karina, Paula y
Facundo. Su pareja con la polémica empresaria Liliana Zulet
-tiene denuncias penales de sus empleados por estafa-, a quien conoció
cuando el sindicato de camioneros le hizo juicio a Zulet. En la primera
audiencia, Moyano la conquistó. Desde entonces, están juntos y tienen un
hijo menor de edad. Viven entre Barracas y Parque Leloir. Moyano
mantienen un vínculo familiar similar a un Padrino. Se rodea de sus
hijos y mujeres, los protege y les delega, mientras él lo controla todo
a través de ellos. También tiene un séquito de leales (gremios del
Transporte y dirigentes más jóvenes que lo admiran y aseguran que la
doctrina sindical es y será «Rucci-Ubaldini-Moyano»). La protección, los
negocios y la relación con Julio De Vido y Carlos Tomada. La lucha por
retener la secretaría general de la CGT y la alianza con los K. Los
negocios de Moyano a través de las empresas constructoras que él mismo
contrata para realizar obras monumentales para su sindicato, como
hoteles y sanatorios.