EL EFECTO GUARDIOLA
ebook

EL EFECTO GUARDIOLA. SOLUCIONES GANADORAS PARA LA LIGA COTIDIANA

Editorial:
DEBOLS!LLO
Materia
Autoayuda
ISBN:
978-84-9989-819-3
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si
Colección:
BEST SELLER

REVERTIR SITUACIONES ADVERSAS
LIMAR ASPEREZAS CON PERSONAS MUY DIFERENTES A NOSOTROS
PONER ORDEN A LOS NUDOS DE CAOS DE NUESTRA VIDA
OPTIMIZAR NUESTROS RESULTADOS CON PACIENCIA Y ESFUERZO
DESARROLLAR LA PACIENCIA ACTIVA PARA SABER ESPERAR SIN DERRUMBARSE
INCREMENTAR NUESTRAS RESERVAS DE HUMILDAD Y TESÓN

Depositario de toda la sabiduría que tiene en su haber un club por el que han pasado figuras míticas como Kubala, Rexach o Diego Armando Maradona, Pep Guardiola ha revolucionado el mundo del fútbol con una filosofía tan sencilla como efectiva. Influido por los iconos del barcelonismo que han convertido al Barça en el equipo que es hoy, ha destilado una fórmula del éxito diario en la que juegan ingredientes como la pasión, la autoexigencia, la rapidez mental, el orden y la empatía con el entorno inmediato. Con sencillez y sabiduría, el autor aplica estas estrategias a la vida diaria, planteándolas como un entrenamiento en el que el lector aprenderá cuándo debe atacar y cuándo conviene bajar a defender, cuáles son los árbitros de nuestro destino y qué hay que hacer cuando la vida nos sienta en el banquillo y debemos ejercitar la paciencia activa. Un libro que, en definitiva, nos enseña las virtudes que acompañan a cada posición en el terreno de juego. Organizado en cien cápsulas de entrenamiento personal, El efecto Guardiola desvela los secretos del entrenador del F.C. Barcelona para enfrentarnos a la liga cotidiana que cada lector debe jugar... para ganar.

Otros libros del autor

  • L'EFECTE GUARDIOLA
    ebook
    Titulo del libro
    L'EFECTE GUARDIOLA
    ÀLEX MARTÍN
    REVERTIR SITUACIONS ADVERSESLLIMAR ASPRORS AMB PERSONES MOLT DIFERENTS A NOSALTRESPOSAR ORDRE ALS NUSOS DE CAOS DE L...

    Q. 82