DONDE TÚ ME LLEVES
ebook

DONDE TÚ ME LLEVES

Editorial:
HARPERCOLLINS IBÉRICA S.A.
Materia
Novela
ISBN:
978-84-687-4393-6
Páginas:
288
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.
DRM
Si
Colección:
SENSACIONES | SENSACIONES

En cualquier sitio menos allíPara una abogada ambiciosa como Lisa Mendoza, aquel trabajo temporal en la pequeña ciudad de Angel Eye, Texas, no era más que un ligero desvío en sus planes de futuro. Pero entonces se encontró con el guapísimo Quinn Sutton... y sus planes empezaron a cambiar porque, a pesar de su decisión de no involucrarse con el sheriff de la ciudad, lo cierto era que lo encontraba sencillamente irresistible...¿Y el sheriff Quinn? Sí, él también sentía la atracción... y también tenía dudas. Ya había conocido el dolor de enamorarse de una mujer que obedecía a su cabeza en lugar de a su corazón, pero tenía la sensación de que las cosas con Lisa podrían ser diferentes.

Otros libros del autor

  • UN VELO DE MISTERIO
    ebook
    Titulo del libro
    UN VELO DE MISTERIO
    CANDACE CAMP
    La nueva socia comercial de lord Thorpe no era en absoluto como él había esperado. Hermosa y descarada, Alexandra Wa...

    Q. 39

  • PROMÉTEME EL MAÑANA
    ebook
    Titulo del libro
    PROMÉTEME EL MAÑANA
    CANDACE CAMP
    Lord Lambeth no podía evitar sentirse cautivado por la bella Marianne Cotterwood, aunque sabía que ocultaba un secre...

    Q. 39

  • NINGÚN OTRO AMOR
    ebook
    Titulo del libro
    NINGÚN OTRO AMOR
    CANDACE CAMP
    Una vez, Nicola Falcourt había amado con todo su corazón y lo había perdido todo. Años después, el destino la llevab...

    Q. 39

  • PACK CANDACE CAMP
    ebook
    Titulo del libro
    PACK CANDACE CAMP
    CANDACE CAMP
    Candace Camp sabe como llegar al corazón de sus lectores, comprúebalo con este increíble pack. El poder del amor O...

    Q. 92

  • SECRETOS FAMILIARES
    ebook
    Titulo del libro
    SECRETOS FAMILIARES
    CANDACE CAMP
    Lady Irene Wyngate juró que nunca se casaría, y había mantenido a los pretendientes a raya con su afilada lengua. Si...

    Q. 42