AMENAZADOS
ebook

AMENAZADOS

Editorial:
PLANETA ARGENTINA
Materia
Economía
ISBN:
978-950-49-4742-4
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si
Colección:
ESPEJO DE LA ARGENTINA

Temor a perder el empleo, los ahorros, la seguridad social. En la economía acecha la posibilidad de la debacle, de la hecatombe, de la crisis. La amenaza de los mercados se despliega en el espacio de la economía.

Dice Alfredo Zaiat:

?Amenazados. La sociedad contemporánea vive amenazada. Algo malo puede suceder. Estás en peligro (?). El riesgo está en todos lados (?). Impera un miedo que hace difícil identificar con precisión quiénes son los responsables de esa zozobra. Es uno y son todos (?).El miedo está fundado en la posibilidad de perder algo, material o simbólico. Desde la vida hasta el acceso al consumo.?

¿Pero quiénes son los guionistas de este miedo? ¿Quiénes ganan y quiénes pierden en este despliegue? ¿Por qué el poder económico se alimenta del miedo?

En este escenario de incertidumbre irrumpen los economistas como amenazadores, los banqueros con el entramado de fraudes y corrupción, la evasión de cuentas bancarias no declaradas, la fuga de capitales, el ataque al empleo y al salario, la estigmatización de derechos sociales y económicos. Las amenazas de los fondos buitre.

Con el miedo en la economía aparece la especulación con el dólar y la corrida cambiaria, la embestida contra el Estado, la crítica al gasto público y la amenaza del ajuste.

Es que, como sigue diciendo el autor:

?A veces, cuando empiezan a develarse los mecanismos de engaño y los intereses del poder económico, se asustan los mercados porque la población está tranquila cuando puede vencer el miedo al miedo en la economía?.

Otros libros del autor

  • ECONOMÍA A CONTRAMANO
    ebook
    Titulo del libro
    ECONOMÍA A CONTRAMANO
    ALFREDO ZAIAT
    Toda economía es política, ese es el eje transversal sobre el que Alfredo Zaiat nos enseña a interpelar los postulad...

    Q. 44