AKI Y EL MISTERIO DE LOS CEREZOS
ebook

AKI Y EL MISTERIO DE LOS CEREZOS

Editorial:
TOROMÍTICO
ISBN:
978-84-15943-02-0
Páginas:
179
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
5% permitido.
DRM
Si

Japón, 1605. Tras un largo periodo de guerras, la victoria del primer sogún Tokugawa en la batalla de Sekigahara ha traído por ?n la paz al país. En la antigua capital de la provincia del clan Date, sin embargo, un suceso tenebroso ha alterado la tranquila vida de sus gentes: los cerezos han ?orecido con brotes de sangre y se han secado hasta morir sin ninguna explicación. Miyamoto Tsunetomo, maestro de artes marciales e Investigador de Asuntos Especiales del clan, recibe la orden de aclarar el asunto. Antes de partir, solicita el permiso de su señor para llevar consigo a Aki, su hijo adoptivo y alumno: ésta será su primera misión. Con la ayuda de Ichiro, su mejor amigo, y de un monje guerrero llamado Takeshi, descubrirán que la misteriosa muerte de los cerezos esconde en realidad algo mucho más aterrador, directamente relacionado con el mundo de los espíritus.
Aki y el misterio de los cerezos es un vibrante relato de aventuras en el que, a través de un grupo de personajes maravillosamente trazados se mezclan de un modo ágil y emocionante el mítico mundo de los samuráis con el de los demonios del Japón tradicional. A lo largo de sus páginas, el autor trenza con pericia sus conocimientos sobre artes marciales, los principios que regían la vida de aquellos míticos guerreros, y la pasión por una cultura lejana y exótica. Pero por encima de todo, esta novela narra el viaje iniciático de un adolescente por los principios esenciales del alma de un samurái: el honor, el respeto, la humildad, la justicia, la obediencia, la rectitud? Un código de conducta de la más absoluta actualidad.

Otros libros del autor

  • EL HONOR ES UNA MORTAJA
    ebook
    Titulo del libro
    EL HONOR ES UNA MORTAJA
    CARLOS BASSAS
    Un rumano asesinado con el cubo de una fregona; un inmigrante muerto que no importa a nadie, salvo al hombre que ha ...

    Q. 89