REMINISCENCIAS
ebook

REMINISCENCIAS

Editorial:
EDITORIAL AUTORES DE ARGENTINA
ISBN:
978-987-711-181-1
Formato:
Epublication content package
Derechos eBook:
Compartir: 6 dispositivos permitidos.
DRM
Si

Reminiscencia es un acto múltiple propio a la humana destreza: es la acción retrospectiva de perdurar un recuerdo a través de la evocación, es la cualidad ?álmica? de quebrar las barreras del tiempo, es también indeliberado plagio literario (pues no hay pensamiento, palabra o sentencia que no se haya escrito con anterioridad) y una justa oda al descanso. He optado por utilizar el vocablo en su forma plural, ya que de esta manera, alude tanto a los hombres en su conjunto reminiscente como a las varias vidas que encarna un mismo hombre en su diario y terreno ejercicio. En este sentido, no debería sorprenderse el lector al encontrar el uso recursivo de ciertas voces, expresiones, nombres y hasta adjetivos. La reiteración de éstos, también contribuye al clima de la Reminiscencia, e instaura un genuino tributo a los ?referidos?. De todos los escritos consignados en este libro, quizás los más verídicos (o carnales) sean Madre, San Francisco y alrededores y algunos de los haiku que me he atrevido a compartir. Los primeros, por su carácter estrictamente humano e inquisitorio. Los segundos, pequeñas capturas mentales (ese ejercicio que Oriente ha cultivado con suprema maestría), por ser incuestionables en su entelequia: puede dudarse de un precepto, pero jamás, de algo tan llano, contiguo y carnal, como lo son un árbol, una sombra o el propio sol. El sabio y la rosa mella en la problemática de la dualidad. Disco de Arado, El Espantapájaros y otros, en la lastimera contraposición de los tiempos, o la epopeya del objeto en su proceso de desgaste y consecuente marginación. Los octosílabos rememoran oficios en desuso con cierta sonoridad campestre (debo confesar que de todo el libro, la primera estrofa de Sueños de Mar, es lo único que rescato y atesoro como propio). Retomando lo antedicho en el prólogo, nada deseo más que el olvido? Luego de tantas rememoraciones, la omisión de estas letras, es algo que no sólo estimo necesario, sino hasta prudente y humano.